“La mujer del juez” de Isabel Allende

“La mujer del juez” de Isabel Allende narra la vida de  Casilda, una joven débil y delicada  que con su sensualidad vence a Vidal, el criminal más desalmado y buscado del poblado. Casilda es una joven que llega al poblado para contraer matrimonio con el juez Hidalgo, quien es un hombre de edad avanzada y conocido por ser implacable a la hora de impartir justicia. El juez Hidalgo esposo de Casilda quien vive  cansado de  las impunidades de Vidal decide tenderle una emboscada para poder atraparlo, la cual resulta en un rotundo fracaso; pero como consecuencia la madre de Vidal se suicida. Vidal al  enterrarse del suicido de su madre culpa de la muerte de su madre al juez Hidalgo, de quien decide vengarse. El juez Hidalgo cansado de perseguir a Vidal, decide tomar unas vacaciones con su familia en un lugar lejano. Vidal al enterarse del viaje del juez y su familia decide alcanzarlos para vengarse. El juez Hidalgo al darse cuenta de ser perseguido trata de salvar a su familia, pero desgraciadamente muere en el intento dejando a su familia desamparada  y al acecho de de Vidal. Casilda al verse desamparada decide enfrentar a Vidal, usando las armas más poderosas que una mujer posee, su sensualidad. De esta manera venciendo al criminal más cruel de la región.

En la narración “La mujer del juez” de Isabel Allende se narra la vida de  dos seres completamente diferentes que a consecuencia  de las circunstancias  terminan complementando sus vidas. Por un lado Casilda una mujer que se describe como una mujer débil e insignificante  encuentra su fuerza en una sensualidad y erotismo nunca explorados en sí misma. Al otro extremo Vidal  un hombre ruin y malvado quien termina vencido ante estos encantos de la mujer, ya que por primera vez en su vida experimenta la sensación de ser amado.  Lo más interesante en la narración  es el sentimiento de agradecimiento que emerge entre los dos personajes, ya que de cierta manera Casilda termina agradecida con Vidal por enseñarle a  descubrir en sí misma la pasión y erotismo escondidos en ella y por otro lado el agradecimiento de  Vidal hacia Casilda por haberlo amado.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s